Lunes - Jueves: de 9:30 a 1 9:00 (Abierto al mediodía) y Viernes: De 9:30 a 14:30

Carillas Dentales: Cuántos tipos hay y cuándo son necesarias

Las carillas dentales son una de las soluciones estéticas en odontología más demandadas por nuestros pacientes. En este artículo, vamos a ver con detenimiento en qué consisten, cuántos tipos de carillas dentales puedes encontrar en consulta y en qué momento son necesarias. 

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas láminas finas de porcelana o composite, que actúan en forma de prótesis pegándose a la parte anterior de los dientes (las de composite indirectas se pegan, mientras que las directas se realizan a mano alzada en clínica o inyectadas) y recubriendo toda la superficie exterior; sin realizar casi tallado del diente. Son mínimamente invasivas.

Hoy en día son uno de los tratamientos estéticos más demandados y efectivos que se utiliza principalmente para hacer las siguientes correcciones:

  • Dientes desgastados, fracturados
  • Separación entre dientes (diastema)
  • Decoloraciones
  • Grietas
  • Anatomía no adecuada

La finalidad de las carillas dentales es puramente estética, al otorgar a la sonrisa un aspecto más armónico.

¿Cuántos tipos de carillas dentales hay?

Los tipos de carillas dentales que podemos encontrar hoy en día en consulta hacen referencia al tipo de material con el que se fabrican. Hablamos por tanto de carillas de composite y carillas de porcelana (cerámica). A continuación veremos las características principales de cada uno de estos dos tipos de carillas y señalaremos sus principales ventajas e inconvenientes.

Carillas de Composite

Las carillas de composite están fabricadas mediante una combinación de varias resinas compuestas (de ahí viene su nombre). Además, este compuesto también puede incluir partículas de cerámica (cerómeros) que mejoran tanto la resistencia como la apariencia.

Ventajas

La principal ventaja de las carillas de composite, en comparación con las carillas de porcelana, es que se trata de un tratamiento mucho menos invasivo y por tanto más rápido. 

Si se hacen en una sesión (directas),  aunque también pueden ser indirectas,  al ser confeccionadas por el técnico de laboratorio y cementarlas en una segunda sesión.

Además, en caso de que sufran algún tipo de daño o desperfecto, pueden repararse fácilmente en la clínica dental sin necesidad de ser enviadas al fabricante, por tanto se trata de un tratamiento reversible.

Por último señalar que las carillas de composite presentan un precio más económico que las carillas de porcelana.

Inconvenientes

Las carillas de composite no imitan tan bien el esmalte de los dientes como las carillas de porcelana. No reflejan la luz (falta de luminosidad), como un diente natural. Además el composite es un material más poroso que la cerámica y por tanto es necesario un mayor mantenimiento, y no hay tanta durabilidad de color.

También pueden cambiar ligéramente de color con el paso del tiempo y requieren de visitas al dentista para su correcto mantenimiento.

Carillas dentales de Porcelana

Las carillas de porcelana se fabrican a partir de una cerámica de vidrio reforzada. Se trata de un trabajo realizado a medida en laboratorios especializados a partir de un molde de los dientes del paciente, bueno actualmente un escaneado digital. Además, el encerado diagnóstico permite la comprobación en clínica del resultado final (mock – up). Es lo que conocemos como el DSD (Diseño de Sonrisa Previa, Digital Smile Designer).

Las carillas feldespáticas son una variante de las carillas de porcelana pero con un espesor que varía entre 0,2 mm a 0,5 mm. En el caso de que sea necesario realizar un cambio de color, el espesor varía entre 0,8 mm a 1 mm.

Ventajas

Tienen una gran resistencia, y visualmente presentan una apariencia, color y luminosidad muy parecidos al esmalte natural de los dientes. Además, su color permanece estable a lo largo del tiempo sin sufrir ningún tipo de variación.

Inconvenientes

Requieren de una preparación previa más minuciosa que en el caso de las carillas de composite y por tanto un proceso de colocación más lento en 2 sesiones generalmente. Aunque en algunos casos, puede no ser necesaria la preparación y necesitar únicamente un pulido de las aristas del diente. 

En ocasiones puede ser necesario recurrir al tallado del diente y que por tanto se tenga que aplicar anestesia local. Siempre teniendo presente que el tallado es mínimo.

En el caso excepcional de que haya algún tipo de rotura, no se pueden reparar con la misma facilidad que las carillas de composite y se deberá realizar un cambio de la carilla completa.

Su resistencia y duración las hace tener un coste más elevado que las carillas de composite.

¿Cuándo son necesarias las carillas dentales?

Como señalamos al comienzo de este post, el empleo de carillas dentales tiene una finalidad estética, y está especialmente indicado en casos en los que el paciente quiera mejorar la apariencia de sus dientes. En muchos casos es necesaria una ortodoncia invisible, para mejorar la alineación de los dientes y así:

  • Generar un espacio adecuado para las carillas 
  • Evitamos casi tallado alineando los dientes, siendo mínimamente invasivas las carillas dentales.
  • En caso de querer aumentar la anchura de los dientes, creamos espacios entre ellos (como hemos destacado en el caso de este Post), para así darle la forma que hayamos estudiado y decidido con el paciente. Todo ello con la ayuda de DSD (diseño de sonrisa).

Así pues, muchas veces el empleo de carillas suele utilizarse como punto final a una tratamiento de ortodoncia, para conseguir con exactitud la apariencia deseada por el paciente.

También es necesario puntualizar que para someterse a un tratamiento de carillas dentales,  es imprescindible contar con una buena salud bucodental previa, de lo contrario habría que solucionar cualquier patología existente antes de colocar las carillas.

Además es necesario que el paciente cuente con suficiente esmalte para favorecer la retención de la carilla a la pieza dental. 

En resumen: las carillas dentales son una opción muy útil para conseguir los resultados estéticos deseados por el paciente. No obstante, no son una solución mágica para cualquier problema y, dependiendo del caso, puede ser necesario recurrir a un tratamiento de ortodoncia o incluso a un blanqueamiento dental para conseguir el aspecto deseado.

¿Qué tipo de carillas dentales necesitas?

No existe un tipo de carillas dentales mejor que otro, como puedes ver cada una de ellas cuenta con ventajas o inconvenientes. 

En Artis Clínica Dental te ofrecemos un trato personalizado. Si necesitas unas carillas dentales no tienes más que llamarnos o escribirnos para asesorarte de forma totalmente gratuita. Contamos con expertos especialistas en Estética Dental.

Dra. Miriam Moreno

Dra. Miriam Moreno

Directora y Ortodoncista

También te puede interesar

¡¡Celebramos los Invisa Black Days!!

No dejes pasar esta promoción anual, y solicita ya tu 1ª VISITA GRATUITA CON SIMULACIÓN 3D DE TU SONRISA.

Pide cita: 931 187 142