De Lunes a Viernes de 9:30 a 13:30 y de 15:00 a 20:00

Periodontitis y Enfermedad Cardiovascular

La periodontitis es una enfermedad infecciosa que afecta a los tejidos de sostén de los dientes. Se trata de una enfermedad crónica de progresión cíclica, con brotes periódicos de destrucción causados por bacterias, que habitualmente viven en la boca de todos nosotros, que han crecido indebidamente ayudadas por la susceptibilidad individual a las enfermedades periodontales (predisposición hereditaria), o los malos hábitos higiénicos. Las enfermedades de la encía evolucionan normalmente sin dolor y silenciosamente, hasta sus fases más avanzadas. Su etiología es multifactorial y su prevalencia se estima entre el 30 y el 40 % de la población adulta.
La periodontitis es una enfermedad infecciosa que afecta a los tejidos de sostén de los dientes. Se trata de una enfermedad crónica de progresión cíclica, con brotes periódicos de destrucción causados por bacterias, que habitualmente viven en la boca de todos nosotros, que han crecido indebidamente ayudadas por la susceptibilidad individual a las enfermedades periodontales (predisposición hereditaria), o los malos hábitos higiénicos. Las enfermedades de la encía evolucionan normalmente sin dolor y silenciosamente, hasta sus fases más avanzadas. Su etiología es multifactorial y su prevalencia se estima entre el 30 y el 40 % de la población adulta.
Estudios recientes han demostrado que la infección periodontal está asociada, y puede desempeñar un papel coadyuvante en el desarrollo de graves enfermedades sistémicas entre las que destacan las enfermedades cardiovasculares (ECV).
Individuos con periodontitis:

  • Están un 25% más expuestos a desarrollar una enfermedad cardiaca coronaria.
  • Al aumentar la severidad de la periodontitis, aumenta la probabilidad de ECV.
  • Presentan un aumento de biomarcadores séricos y marcadores clínicos (mediadores de la inflamación) de disfunción endotelial y de arterioesclerosis.

Según se contempla en las últimas guías publicadas de la Sociedad Europea de Cardiología para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica, la periodontitis se asocia con la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis y con un incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus. La periodontitis se sitúa junto a otros trastornos de reconocido impacto negativo en la esfera cardiovascular.
Esta interrelación entre periodontitis y enfermedades cardiovasculares, despierta un gran interés y como consecuencia se está pensando en la necesidad de incluir y controlar la periodontitis como un nuevo integrante en la lista de factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. Los Pacientes deben estar informados que la intervención periodontal puede prevenir el ataque o el progreso de las enfermedades inducidas por la aterosclerosis.
La enfermedad periodontal por su alta prevalencia a nivel mundial continuará recibiendo mucha atención de la comunidad científica por ser un posible factor de riesgo modificable en la prevención primaria y secundaria de eventos cardiovasculares.

También te puede interesar