De Lunes a Jueves de 9.30h a 19h Viernes: De 9:30 a 14:30

Salud bucodental y su relación con el Alzheimer

Las cifras son claras: actualmente, más de 800.000 personas en España están afectadas por el Alzheimer, convirtiéndolo en la principal causa de demencia y en una de las enfermedades más discapacitantes para los mayores, según la Sociedad Española de Neurología. Este tipo de deterioro cognitivo se ha convertido en una preocupación de salud significativa, resaltada en eventos como el Día Mundial del Alzheimer. La salud dental juega un rol crucial, ya que estudios indican una conexión directa entre el Alzheimer y la enfermedad periodontal, lo cual enfatiza la importancia de la atención dental en la detección y manejo de esta forma de demencia.

La combinación de periodontitis y Alzheimer representa un riesgo significativo para la salud, como señala el doctor Yago Leira, especialista en periodoncia. Investigaciones han mostrado que las personas con periodontitis tienen aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar Alzheimer en comparación con aquellas con buena salud periodontal.

Periodontitis, un mal muy extendido

La periodontitis, una enfermedad crónica inmunoinflamatoria multifactorial, se asocia con desequilibrios en la biopelícula de la placa bacteriana, llevando a la destrucción progresiva del soporte dental. Esta condición, que incluye inflamación gingival, formación de bolsas periodontales, y pérdida de inserción y hueso alveolar, puede provocar pérdida temprana de dientes, afectando la masticación y estética, y reduciendo la calidad de vida. Es una patología común, especialmente en adultos mayores, con unos 1.100 millones de personas afectadas globalmente.

Un reciente estudio epidemiológico en España, con 5.130 adultos, reveló que aproximadamente el 38% sufre de bolsas periodontales profundas, una señal clave de periodontitis. Este porcentaje aumenta a más del 60% en personas mayores de 55 años. Según el doctor Leira, basado en una encuesta de salud oral, un cuarto de la población española padece de periodontitis, alcanzando hasta el 70% en la población envejecida. La periodontitis no solo afecta la salud dental, sino que también puede contribuir al desarrollo de otras enfermedades sistémicas.

Consejos para combatir la periodontitis desde las unidades de neurología

Para combatir la periodontitis, las unidades de neurología recomiendan instar a pacientes y cuidadores a incorporar el cepillado dental diario con pasta fluorada y realizar revisiones dentales anuales. En casos de sospecha de periodontitis, se aconseja revisión dental inmediata, observando signos como sangrado gingival, encías dolorosas o color anormal, mal aliento, movilidad dental, y otros. Para diagnósticos confirmados de periodontitis, se enfatiza la importancia del tratamiento específico y el seguimiento de las instrucciones del dentista.

Periodontitis y demencia, una vinculación demostrada

Según un informe de SEPA-SEN, un metaanálisis reveló que personas con periodontitis tienen un riesgo 1.7 veces mayor de desarrollar demencia tipo Alzheimer en comparación con individuos sin periodontitis. Este riesgo se incrementa significativamente, incluso triplicándose, en casos graves de periodontitis. Estudios demuestran que personas con periodontitis obtienen peores resultados en pruebas neuropsicológicas de función cognitiva que aquellas sin esta condición.

La periodontitis se asocia con bacteriemias recurrentes, endotoxemias, e inflamación crónica, factores que influyen en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Este vínculo se debe a procesos como la neuroinflamación, astrogliosis, y microgliosis, además de la acumulación de beta amiloide y proteína tau hiperfosforilada en el cerebro, lo que contribuye a la neurodegeneración. Según el doctor Leira, estas crecientes evidencias enfatizan la relación entre la salud periodontal y el riesgo de Alzheimer.

Un estudio de 2019 de la Universidad de Louisville encontró el patógeno porque  común en periodontitis crónicas, en cerebros de pacientes con Alzheimer. Esto sugiere un vínculo entre periodontitis y deterioro cognitivo. Investigaciones en la Universidad de Santiago de Compostela también apoyan esta relación. Actualmente, se estudia cómo el microbioma oral influye en el Alzheimer, utilizando análisis genéticos y moleculares para rastrear bacterias y sus efectos, enfatizando la conexión entre salud oral y neurodegeneración.

Una relación bidireccional

Estudios sugieren un mayor riesgo de periodontitis en personas con demencia o deterioro cognitivo en comparación con individuos cognitivamente sanos. Una buena función cognitiva puede ser protectora frente a la periodontitis. Aunque no hay estudios que vinculen directamente el tratamiento periodontal con la prevención primaria de la demencia, se ha observado que la atención dental regular reduce el riesgo de demencia. Un estudio reciente también mostró los beneficios del tratamiento periodontal en la reducción de la atrofia cerebral asociada al Alzheimer.

Se han propuesto modelos para explicar cómo la neuroinflamación en Alzheimer puede relacionarse con patologías inflamatorias como la periodontitis. Estudios genómicos indican que la activación inapropiada del sistema del complemento y la inmunosenescencia podrían ser factores de riesgo. Además, la menor habilidad de pacientes con Alzheimer para mantener una higiene oral adecuada podría aumentar el riesgo de periodontitis. Por tanto, un manejo eficaz de la higiene oral es crucial para estos pacientes.

El dentista, un profesional clave

La relación entre periodontitis y un mayor riesgo de Alzheimer resalta la importancia del dentista en la detección temprana de esta enfermedad neurológica. Los dentistas juegan un rol clave en identificar factores de riesgo y evaluar la función cognitiva, aunque el diagnóstico final debe ser realizado por un médico especialista.

¿Cómo tratar a un paciente con Alzheimer en la consulta?

Una vez diagnosticado el Alzheimer, los dentistas deben adaptar su atención a las necesidades específicas del paciente, considerando su estado cognitivo y físico. Es importante una comunicación efectiva con los cuidadores y evitar tratamientos complejos. Recomendaciones incluyen enfocarse en una higiene dental adecuada, manejar el dolor de forma segura y desarrollar protocolos específicos para el cuidado dental de pacientes con demencia.

La concienciación de los dentistas sobre la relación entre periodontitis y Alzheimer es crucial. Aunque aún hay mucho por descubrir, los esfuerzos de SEPA-SEN para informar a los profesionales de la salud son fundamentales. Se están desarrollando recursos educativos, como cursos online y charlas, para mejorar el manejo de estos pacientes, augurando un futuro prometedor en el abordaje del Alzheimer gracias a la investigación y la colaboración entre dentistas y neurólogos.

 

Picture of Dra. Miriam Moreno

Dra. Miriam Moreno

Directora y Ortodoncista

También te puede interesar

La salud oral en las personas con discapacidad

En España, se estima que más de cuatro millones de personas viven con diversas discapacidades. Esta significativa población requiere atención dental especializada, dado que el

Pide cita: 931 187 142