De Lunes a Jueves de 9.30h a 19h Viernes: De 9:30 a 14:30

Mitos dentales desmentidos: La verdad que necesitas saber para proteger tu sonrisa

La salud dental es fundamental para nuestra calidad de vida, pero está rodeada de numerosos mitos que pueden confundir y, en algunos casos, perjudicar nuestra higiene bucal. En este artículo, desmentiremos algunos de los mitos dentales más comunes y proporcionaremos la información correcta para que puedas mantener tu sonrisa saludable y radiante.

Mito 1: “Si no duele, no hay problema”

Uno de los mitos más extendidos es que si no sentimos dolor, no hay necesidad de visitar al dentista. Esta creencia es peligrosa, ya que muchas enfermedades dentales, como las caries y la enfermedad periodontal, pueden avanzar sin causar dolor en sus primeras etapas. Las visitas regulares al dentista son cruciales para detectar y tratar problemas antes de que se conviertan en algo serio.

Mito 2: “El azúcar es el único culpable de las caries”

Aunque el azúcar es un factor importante en el desarrollo de caries, no es el único culpable. Las caries se producen cuando los ácidos de la placa dental atacan el esmalte de los dientes. Esta placa se forma cuando las bacterias en la boca descomponen los carbohidratos, que no solo provienen del azúcar, sino también de alimentos como el pan, la pasta y las frutas. Mantener una buena higiene dental y limitar el consumo de alimentos azucarados y ricos en carbohidratos es esencial para prevenir las caries.

Mito 3: “El blanqueamiento dental daña el esmalte”

Muchas personas creen que los tratamientos de blanqueamiento dental son perjudiciales para el esmalte de los dientes. Sin embargo, los productos de blanqueamiento dental aprobados y supervisados por profesionales no dañan el esmalte. Es importante seguir las instrucciones del dentista y evitar el uso excesivo de productos de blanqueamiento caseros no regulados, ya que estos sí pueden causar sensibilidad y daño dental.

Mito 4: “El chicle sin azúcar sustituye al cepillado”

Masticar chicle sin azúcar puede ayudar a aumentar la producción de saliva y reducir la acidez en la boca, lo cual es beneficioso para la salud dental. No obstante, no debe considerarse un sustituto del cepillado y el uso del hilo dental. Estos últimos son imprescindibles para eliminar la placa y los restos de comida de manera eficaz.

Mito 5: “Los dientes de leche no necesitan cuidados”

Es común pensar que los dientes de leche no requieren el mismo cuidado que los permanentes porque eventualmente se caerán. Sin embargo, los dientes de leche son cruciales para el desarrollo adecuado de los dientes permanentes. Mantenerlos sanos previene infecciones y problemas de espacio que pueden afectar la dentición futura. Además, enseñar a los niños buenos hábitos de higiene dental desde pequeños establece una base sólida para su salud bucal a largo plazo.

Mito 6: “Cepillarse más fuerte limpia mejor los dientes”

Cepillarse los dientes con demasiada fuerza puede dañar el esmalte y las encías. Es importante usar una técnica de cepillado suave pero efectiva, con un cepillo de cerdas suaves. Cepillarse correctamente durante dos minutos y medio, dos tres veces al día, es suficiente para mantener una buena higiene bucal sin causar daño en las encías.

Mito 7: “El enjuague bucal puede sustituir el cepillado”

El enjuague bucal puede ser un buen complemento para la rutina de higiene dental, ayudando a reducir la cantidad de bacterias en la boca y a refrescar el aliento. Sin embargo, no debe reemplazar el cepillado y el uso del hilo dental, ya que estos son esenciales para eliminar la placa y prevenir la caries y la enfermedad periodontal.

Mito 8: “La salud dental no afecta al resto del cuerpo”

La salud bucal está íntimamente relacionada con la salud general. Las infecciones orales pueden contribuir a problemas en otras partes del cuerpo, como enfermedades cardíacas, diabetes, Alzheimer, complicaciones en el embarazo…Mantener una buena salud dental es fundamental no solo para tener una sonrisa bonita, sino también para preservar la salud general.

Mito 9: “Los remedios caseros son igual de efectivos que los tratamientos profesionales”

Existen numerosos remedios caseros que prometen mejorar la salud dental, como el uso de bicarbonato de sodio o el aceite de coco. Aunque algunos pueden ofrecer beneficios temporales, no reemplazan la eficacia de los tratamientos profesionales y la consulta regular con el dentista. Los profesionales están capacitados para diagnosticar y tratar problemas dentales de manera segura y efectiva.

Mito 10: “El uso del hilo dental puede crear espacios entre los dientes”

El uso regular del hilo dental no causa que se formen espacios entre los dientes. De hecho, el hilo dental es vital para eliminar la placa y los restos de comida que el cepillo no puede alcanzar. Al no usar hilo dental, se acumula placa entre los dientes, lo que puede provocar enfermedades de las encías y otros problemas dentales.

Conclusión

Es esencial basar nuestros cuidados dentales en información veraz y respaldada por profesionales. Desmentir estos mitos comunes nos permite tomar decisiones informadas sobre nuestra salud bucal y nos ayuda a mantener una sonrisa saludable y hermosa. Recuerda siempre consultar a tu dentista para obtener consejos personalizados y mantener una rutina de higiene dental adecuada.

Picture of Dra. Miriam Moreno

Dra. Miriam Moreno

Directora y Ortodoncista

También te puede interesar

La salud oral en las personas con discapacidad

En España, se estima que más de cuatro millones de personas viven con diversas discapacidades. Esta significativa población requiere atención dental especializada, dado que el

Pide cita: 931 187 142