De Lunes a Jueves de 9.30h a 19h Viernes: De 9:30 a 14:30

Consejos para la limpieza y mantenimiento de las carillas dentales

Las carillas dentales representan una revolución en el mundo de la estética dental. Son unas láminas de cerámica ultrafinas, de solo 0.3 a 0.5 mm de espesor, que se adhieren a la parte frontal de los dientes para mejorar su apariencia. Con una preparación dental mínima, este tratamiento es apenas invasivo, ya que apenas se talla el diente para su colocación. 

Cómo limpiar tus carillas dentales

Como cualquier inversión en nuestra salud y estética, las carillas dentales requieren cuidados para mantener su apariencia y funcionalidad a largo plazo. A continuación, te ofrecemos algunos consejos prácticos para la limpieza y mantenimiento de tus carillas dentales.

Higiene oral diaria: La base del cuidado de tus carillas

Al igual que tus dientes naturales, las carillas dentales necesitan una higiene oral adecuada. Aunque las carillas están hechas de cerámica, un material que resiste las manchas y la placa bacteriana, los dientes y encías subyacentes son susceptibles a la enfermedad periodontal y las caries. También hay carillas de composite, aunque suelen teñirse con el tiempo y es más fácil que se fracturen y se tengan que reparar.

Cepillado: El cepillado regular es esencial para mantener tus carillas en buen estado. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día para mantenerlas limpias y brillantes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las pastas de dientes son adecuadas para las carillas. Algunas pueden ser demasiado abrasivas y desgastar el brillo de la cerámica con el tiempo. Opta por una pasta de dientes suave que no contenga ingredientes abrasivos. En cuanto al cepillo, elige uno con cerdas suaves para asegurarte de que limpie suavemente las carillas sin causar ningún daño.

Uso de hilo dental: Incluso con carillas, los restos de comida y la placa pueden acumularse entre los dientes, lo que puede provocar problemas de encías y caries en los dientes subyacentes. Por lo tanto, es vital usar hilo dental todos los días. Cuando uses hilo dental, sé cuidadoso alrededor de las carillas para evitar desplazarlas o dañarlas. Además, el uso de hilo dental puede ayudar a mantener las encías saludables, lo que es esencial para mantener las carillas en buen estado.

Enjuague bucal: Los enjuagues bucales no solo refrescan el aliento, sino que también ayudan a eliminar las bacterias y la placa que pueden acumularse en los dientes y alrededor de las carillas. Además, muchos enjuagues bucales contienen flúor, que puede ayudar a fortalecer los dientes adyacentes y prevenir las caries. Sin embargo, al igual que con la pasta de dientes, evita los enjuagues bucales que contengan ingredientes abrasivos o alcohol, ya que pueden desgastar las carillas con el tiempo. Elige un enjuague bucal suave pero efectivo para mantener tus carillas y tu boca en general saludable.

Alimentación balanceada: Tu aliada para la longevidad de las carillas

La alimentación juega un papel fundamental en la salud dental general y, por tanto, en el mantenimiento de tus carillas.

Alimentos saludables: Una dieta rica en frutas, vegetales, proteínas magras y productos lácteos proporciona los nutrientes esenciales para la salud dental.

Evitar alimentos que manchan: Las bebidas y alimentos con intensos colorantes pueden causar manchas en las carillas con el tiempo. Es recomendable moderar el consumo de café, té, vino tinto y salsas con colorantes fuertes.

Limitar los alimentos duros: Aunque las carillas son duraderas, no son indestructibles. Evita morder alimentos duros como hielo o caramelos que puedan causar fisuras o desprendimientos.

Visitas regulares al dentista: Un pilar en el cuidado de tus carillas

Las visitas regulares al dentista son esenciales para mantener tus carillas en buen estado. Durante estas visitas, el dentista puede realizar una limpieza profesional, verificar el estado de tus carillas y detectar y tratar cualquier problema dental temprano.

Hábitos saludables para proteger tus carillas

Además de la higiene oral y una dieta equilibrada, mantener hábitos saludables puede prolongar la vida de tus carillas.

Evitar hábitos nocivos: Hábitos como morderse las uñas, usar los dientes como herramienta o rechinar y apretar los dientes (bruxismo) pueden dañar las carillas dentales.

No fumar: El tabaco puede manchar las carillas y contribuir a problemas de encías que pueden poner en peligro tus carillas y tu salud dental en general.

Protección durante el deporte: Si practicas deportes de contacto o actividades que puedan poner en riesgo tus dientes, es recomendable utilizar un protector bucal para proteger tus carillas y el resto de tus dientes.

Uso de protector nocturno: Si sufres de bruxismo, el uso de un protector nocturno puede ayudar a proteger tus carillas de los daños causados por el rechinamiento o apretamiento nocturno.

Conclusión

Las carillas dentales pueden transformar tu sonrisa, pero requieren cuidados para mantener su apariencia y funcionalidad. La higiene oral diaria, una alimentación balanceada, visitas regulares al dentista y hábitos saludables son la clave para prolongar la vida de tus carillas. 

Recuerda, aunque las carillas pueden cubrir imperfecciones, no son una excusa para descuidar tu salud dental. Al contrario, deben ser un motivador para mantener una excelente higiene y cuidado oral.

Con estos consejos, podrás disfrutar de una sonrisa hermosa y saludable con tus carillas dentales durante muchos años. Recuerda, la mejor manera de cuidar tus carillas es cuidar de tus dientes y encías. No dudes en ponerte en contacto con Artis Clínica Dental si tienes alguna pregunta o inquietud sobre el cuidado de tus carillas dentales.

Picture of Dra. Miriam Moreno

Dra. Miriam Moreno

Directora y Ortodoncista

También te puede interesar

Pide cita: 931 187 142