De Lunes a Jueves de 9.30h a 19h Viernes: De 9:30 a 14:30

Cómo hacerse un autoexamen para detectar el cáncer oral

El cáncer oral es una enfermedad grave que puede afectar diferentes partes de la boca, incluidos los labios, la lengua, las mejillas, el piso de la boca y la garganta. Detectarlo a tiempo es crucial para aumentar las posibilidades de un tratamiento exitoso. Realizarse un autoexamen regularmente puede ayudar a identificar signos tempranos y consultar con un profesional de la salud para una evaluación más detallada. 

A continuación, te explicamos cómo puedes hacerte un autoexamen para detectar el cáncer oral.

Importancia del autoexamen oral

La detección temprana del cáncer oral puede marcar una gran diferencia en el pronóstico y tratamiento de la enfermedad. Los autoexámenes orales son una herramienta útil para identificar cambios o anomalías en la boca que podrían indicar problemas. Aunque no reemplazan una visita al dentista, pueden ayudarte a estar más consciente de tu salud oral y a buscar ayuda profesional cuando sea necesario.

Pasos para realizar un autoexamen oral

1. Preparación

Antes de comenzar el autoexamen, asegúrate de tener una buena iluminación y un espejo, preferiblemente uno que te permita ver bien dentro de tu boca. Lávate las manos a fondo para evitar la introducción de bacterias.

2. Observación de los labios y la parte exterior de la boca

Comienza examinando tus labios. Busca cualquier cambio en el color, textura o la presencia de llagas que no cicatrizan. Asegúrate de revisar tanto el interior como el exterior de los labios.

3. Revisión de las encías

Usa tus dedos para palpar y observar las encías. Busca cualquier enrojecimiento, hinchazón o llagas. Las encías deben tener un color rosado saludable y no deben sangrar fácilmente.

4. Examen de la lengua

Saca la lengua y observa su superficie. Debe ser de un color rosado uniforme y no presentar áreas de decoloración, bultos o llagas. Usa una gasa para sujetar la lengua y examina ambos lados y la parte inferior de la lengua. Esta es una zona común donde puede desarrollarse el cáncer oral.

5. Inspección del interior de las mejillas

Tira de las mejillas hacia afuera para observar su interior. Busca manchas blancas, rojas o áreas ulceradas que no cicatrizan. Palpa suavemente con los dedos para detectar cualquier bulto o masa inusual.

6. Revisión del paladar y el piso de la boca

Inclina la cabeza hacia atrás para observar el paladar superior. Debe ser de un color rosado pálido y liso. Luego, examina el piso de la boca levantando la lengua. Busca cualquier cambio en el color o la presencia de bultos o masas.

7. Examen de la garganta

Abre la boca y di «ah» para observar la garganta. Usa un espejo pequeño para ayudarte a ver mejor. Busca cualquier cambio en el color, la presencia de manchas rojas o blancas, o áreas inflamadas.

Signos de alerta

Al realizar el autoexamen, es importante estar atento a ciertos signos que podrían indicar un problema:

  • Llagas que no cicatrizan: Cualquier úlcera o llaga en la boca que no cicatrice en dos semanas debe ser evaluada por un profesional.
  • Manchas blancas o rojas: Las áreas leucoplásicas (manchas blancas) o eritroplásicas (manchas rojas) pueden ser precancerosas.
  • Bultos o masas: Cualquier bulto o masa en la boca, lengua o garganta que no desaparezca.
  • Dolor o dificultad para tragar: Dolor persistente al tragar o una sensación de que algo está atrapado en la garganta.
  • Cambio en la voz: Ronquera o cambios en la voz que persisten por más de dos semanas.

Qué hacer si encuentras algo inusual

Si detectas cualquiera de los signos de alerta mencionados durante tu autoexamen, es crucial que no entres en pánico. La mayoría de las anomalías encontradas durante un autoexamen no son cáncer, pero es importante ser precavido. Debes programar una cita con tu dentista o un especialista en salud oral lo antes posible para una evaluación completa.

Prevención del cáncer oral

Además de realizar autoexámenes regulares, hay varias medidas que puedes tomar para reducir tu riesgo de desarrollar cáncer oral:

  • No fumar ni usar productos de tabaco: El tabaco es uno de los principales factores de riesgo para el cáncer oral.
  • Limitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol también está relacionado con un mayor riesgo de cáncer oral.
  • Mantener una buena higiene oral: Cepíllate los dientes al menos dos veces al día, usa hilo dental diariamente y visita a tu dentista regularmente para limpiezas y chequeos.
  • Dieta saludable: Comer una dieta rica en frutas y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer oral.
  • Protegerse del sol: Usa protector labial con filtro solar para proteger tus labios de los dañinos rayos UV.

Conclusión

Realizar un autoexamen oral es una forma sencilla y efectiva de estar al tanto de tu salud bucal y detectar posibles signos tempranos de cáncer oral. Siguiendo los pasos descritos y prestando atención a los signos de alerta, puedes tomar medidas proactivas para cuidar tu salud. Recuerda que, aunque los autoexámenes son útiles, no reemplazan las visitas regulares al dentista. 

Si encuentras algo inusual, busca la opinión de un profesional de inmediato. Tu salud bucal es una parte vital de tu bienestar general, y la detección temprana puede salvar vidas.

Picture of Dra. Miriam Moreno

Dra. Miriam Moreno

Directora y Ortodoncista

También te puede interesar

Pide cita: 931 187 142