Noticias

Evitar la sensibilidad dental

Sabemos lo molesta que puede llegar a ser la sensibilidad dental, ya que es un dolor dental que no solo nos impide comer alimentos con seguridad, sino que significa sensaciones muy molestas en toda la zona de la boca.

Por este motivo, queremos darle unos cuantos consejos para lograr disminuir las posibilidades de sufrir sensibilidad dental:

– Para que no sintamos sensibilidad dental, lo primero que hay que evitar son dietas ricas en ácidos, como por ejemplo las bebidas carbonatadas, los tomates frescos y cítricos.

– Hay que eludir completamente el introducirse elementos “no comestibles” en la boca, como bolígrafos…

– También, para no sentir la molesta de la sensibilidad dental, debemos rehuir los cambios bruscos de temperaturas en los alimentos como, por ejemplo, ingerir un caldo de sopa caliente y un vaso de agua fría, eso hace contraste y provoca sensibilidad dental.

– Debemos cepillarnos los dientes siempre, pero sobretodo después de consumir alimentos con propiedades acidas, como por ejemplo pan, cerveza, vino… De esta forma logramos prevenir la sensibilidad dental. Siempre es aconsejable esperar 20-30 min después de comer cosas ácidas y picantes, ya que provocan una bajada de nuestro pH bucal y debemos dar tiempo a nuestra saliva para recuperarlo.

– Es importante cepillarse los dientes tres veces al día durante dos minutos como mínimo al día. Pero no vale cualquier cepillo, lo recomendable es utilizar un cepillo con los filamentos suaves para no dañar la zona del esmalte y la zona de las encías.

– Tampoco podemos utilizar cualquier pasta dentífrica, ya que, si tenemos sensibilidad dental, hay que utilizar una pasta que sea baja en abrasividad y que tenga acción desensibilizante, que sea anti caries y protectora de encías.

– Como complementos, para después del cepillado, podemos utilizar cepillos interproximilares, irrigador bucal e hilo dental. También podemos hacer uso del limpiador lingual una vez al día (para limpiar la zona de la lengua y evitar que se acumulen las bacterias).

– Por último, si queremos utilizar un enjuague bucal para tener la boca con un aliento fresco, es importante no utilizar cualquier enjuague, hay que utilizar uno que tenga activos desensibilizante y reminerizantes.

Si padece sensibilidad dental y quiere que estudiemos su caso personalmente para encontrar la solución definitiva, no dude en contactar con nosotros, encontraremos el remedio definitivo.

Dra. Miriam MorenoEvitar la sensibilidad dental